Make your own free website on Tripod.com

MARRUECOS su puerta de exito

Inmobiliaria
Home | NUESTRAS ULTIMAS REFERENCIAS | PORQUE MARRUECOS !! | QUIEN SOMOS ? | Inmobiliaria | Contactos

El negocio de la inmobiliaria

  INVERSORES EXTRANJEROS EN EL SECTOR INMOBILIARIO

 

 

1- Articulos de la  Prensa  espanola sobre la inversion inmobliaria en Marruecos

El paîs CRISTINA GALINDO - Madrid - 04/12/2006                                                                                                  

La promoción inmobiliaria es uno de los principales motores de crecimiento de Marruecos, y las compañías españolas del sector quieren participar en el negocio. Empresas como Fadesa, Mixta África y Urbas han ampliado mercado en el país vecino como una estrategia a largo plazo con el objetivo de participar en un plan de Rabat que prevé la construcción de 100.000 viviendas sociales al año hasta 2012. Junto a la promoción de pisos económicos, la mayoría de empresas construye también grandes complejos residenciales (el país recibirá 10 millones de turistas en 2010). Y es que los signos de agotamiento del mercado inmobiliario español han empujado a muchas firmas a ir a Marruecos.

"Crecer en el mercado español es cada vez más complicado, y construir aquí es igual de fácil y rentable", explica un portavoz de la inmobiliaria Fadesa, una de las veteranas en Marruecos. "Están llegando bastantes empresas".

Las posibilidades para hacer negocios en un país que, según el Instituto de Comercio Exterior español, tiene un déficit de un millón de viviendas nuevas son múltiples: pisos sociales (con un precio máximo de 200.000 dirhams o 18.000 euros), pisos económicos (hasta 300.000 dirhams o 27.000 euros), viviendas libres, segundas residencias y hoteles.

La docena larga de promotoras inmobiliarias españolas que trabajan en Marruecos -en conjunto tienen construidas o en construcción más de 20.000 viviendas- pueden articular su inversión en torno a un plan del Gobierno marroquí para construir a un ritmo anual de 100.000 pisos sociales entre 2002 y 2012, y acabar con las chabolas. De momento, el programa se centra en levantar 200.000 viviendas en los primeros cinco años. Se estima que se han construido cerca de 70.000 inmuebles.

Existe otro plan para crear 15 ciudades, cercanas a las grandes metrópolis (operaciones que sacan a concurso millones de metros de suelo). Además, un programa del impulso del turismo prevé siete nuevas estaciones balneario.

Oleada de inversiones

Una de las firmas españolas veteranas en Marruecos es, precisamente, Fadesa. Su desembarco se produjo en 2002, a través de un acuerdo con el Ayuntamiento de Rabat para construir 1.500 viviendas sociales en suelo vendido por el municipio con ventajosas condiciones económicas. Su llegada marcó el inicio de la actual oleada de inversión inmobiliaria española en el país norteafricano, que se ha acelerado en el último año.

La empresa desarrolló una operación similar en Agadir, con la construcción de unas 1.100 viviendas sociales. En la actualidad, los pisos sociales (su tamaño no puede exceder los 100 metros cuadrados) en construcción rondan la cifra de 5.000, explica el portavoz. También está construyendo hoteles y complejos-balneario, como el de Saidia Raslma.

Tras el grupo gallego, llegaron otros. En vivienda económica, destaca Mixta África, una empresa creada en 2005 por Fundación Renta Corporación para cubrir las necesidades de vivienda de África. A Marruecos llegaron este año para construir 524 viviendas (una parte vivienda libre y otra vivienda económica) en Tánger. Además, la firma lleva a cabo un segundo desarrollo similar en Tetuán, con 4.200 pisos, un colegio y dispensario médico. La inversión de ambos proyectos asciende a 80 millones.

El grupo Urbas anunció en octubre la creación de una filial en Marruecos, que prevé construir 1.600 viviendas (un 30% sociales) en Tánger. La empresa catalana Fonament Sòlids ha construido 850 viviendas en Tánger (un 20% de ellas, sociales) y prevé repetir la operación en la misma ciudad. "Nuestra intención es permanecer durante muchos años; estamos muy satisfechos", explica Ignacio Otero, director de expansión internacional del grupo Urbas. "Nuestro negocio aquí es a largo plazo, tenemos carácter de estabilidad; es necesario para conocer el mercado", añade el portavoz de Fadesa.

La empresa castellonense Marina d'Or, que en la costa valenciana ha levantado una macrociudad de vacaciones, también se ha trasladado a Marruecos y ha sido adjudicataria este año de importantes parcelas de suelo en buenas condiciones económicas para la construcción de 6.300 viviendas en la nueva ciudad de Tamesna, en el sureste de Bagdad, con una inversión prevista de 148 millones. Una quinta parte de los pisos en proyección tendrá carácter social.

España se ha convertido en el segundo socio de Marruecos en intercambio comercial e inversiones (intercambios por 4.000 millones al año) y el sector inmobiliario es una oportunidad. "Las necesidades de viviendas son muy numerosas", explica el consejero económico y comercial en Rabat, Enrique Verdeguer. "Teniendo en cuenta el crecimiento demográfico, la rehabilitación de vivienda insalubre que no cesa de crecer, la demanda latente y la necesidad de modernización de las viviendas en ruinas, se estima que en el medio plazo el país necesita cerca de 2,37 millones de unidades", añade.

 

2-C. VALENCIANA

 

PROYECTO URBANÍSTICO

Promotores valencianos ultiman con Marruecos la construcción de una ciudad junto a Marrakech

Tamansourt tendrá 30.700 pisos, industrias, un campus universitario y una zona verde con 100.000 palmeras

Levantarán una ciudad piedra a piedra. Los promotores valencianos ultiman con el Gobierno de Marruecos la construcción de una población entera junto a Marrakech. La nueva urbe tendrá 30.700 viviendas, un campus universitario y un área industrial. El Ejecutivo marroquí ya ha ofrecido exenciones fiscales a los inversores.

L. NADAL/VALENCIA

Construir una ciudad entera es un reto que pocos han emprendido hasta el momento. Pero los promotores valencianos ya ultiman con el Gobierno de Marruecos la implantación de una nueva urbe junto a la emblemática ciudad de Marrakech.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de Valencia y Med Valencia–entidad dependiente de Cierval– organizaron hace unas semanas la visita a Valencia de una delegación del Gobierno marroquí para abordar el proyecto.

Los responsables del Ejecutivo magrebí y un grupo de inversores privados negociaron futuras inversiones en el norte de África con el objetivo de desarrollar la creación de Tamansourt, una nueva ciudad.

Según fuentes de la asociación de promotores, el principal objetivo del gobierno marroquí “es utilizar las oportunidades que esta nueva ciudad podrá ofrecer en un contexto turístico y de servicios”. Se trata de un plan, indicaron, “que dinamizará la región, sus servicios y potenciará la creación de espacios habitables con dimensión turística”.

El proyecto
30.700 nuevas viviendas, la creación de una zona de actividad económica para pequeñas industrias y fábricas de artesanía y una gran extensión verde con 100.000 árboles son las principales actuaciones que convertirán Tamansourt en la ciudad del futuro.

El proyecto se erigirá sobre una superficie de 1.180 hectáreas en las que además de viviendas y equipamientos públicos habrá un campus universitario, un palacio de congresos y varios complejos destinados al ocio y al deporte. La ciudad se dividirá en distintas zonas –zona verde, área de industria y artesanía, y zona residencial–. Los inmuebles previstos serán de distintas características: fincas, medinas y villas.

El encuentro, celebrado entre la delegación marroquí y los empresarios valencianos, contó con la presencia del director general de Urbanismo de Marruecos Abderrahmane Chorfi, así como de otros representantes empresariales y de la Federación de Promotores Inmobiliarios, entre ellos, su presidente Francisco Murcia Puchades.

Beneficios
El máximo representante de los promotores valoró con “optimismo” el “gran proyecto que tenemos sobre la mesa”, una buena oportunidad –dijo– “de invertir con respaldo y garantías institucionales”.

El Gobierno alauí ha planteado a los empresarios valencianos una serie de ventajas para atraer la inversión a su mercado inmobiliario. Entre las más destacables, se garantiza la exoneración de todos los impuestos y tasas para los empresarios que promuevan, al menos, 2.500 viviendas en un plazo de cinco años. Otra de las facilidades que dará el Gobierno de Marruecos es la puesta en marcha de una “ventanilla única” para acelerar la concesión de licencias urbanísticas.

Además, las empresas valencianas disfrutarán de todas las facilidades que representan los programas de construcción de vivienda social en el país. “Esta oferta inmobiliaria ha generado grandes expectativas en los empresarios promotores asistentes, quienes han previsto desarrollar propuestas de inversión en posteriores encuentros”, confirmó un portavoz del sector tras el encuentro celebrado con los representantes de Marruecos.

Según los datos que ofreció el Gobierno marroquí a la asociación de promotores, la demanda de vivienda en Marruecos se cifra en 125.000 casas anuales. Mientras, la oferta alcanza sólo los 80.000 inmuebles.

Una cifra que, según las mismas fuentes, confirma esta tendencia, es la edad media de la población. “Casi la mitad de los habitantes no supera los 25 años de edad”, señalaron.

Dos ciudades
Además, de Tamansourt, Marruecos prevé la construcción de otra nueva ciudad: Tamesna, cercana a Rabat, con una cifra estimada de residentes de 250.000 y una demanda inicial de alrededor de 52.000 viviendas. “Tradicionalmente, las promotoras valencianas han operado en territorio autonómico, con alguna salvedad de empresas con proyectos en otras áreas de España”, aseguró Murcia Puchades.

“Ésta sería una buena oportunidad para exportar la actividad, además de ser una gran experiencia para aquellas empresas que decidiesen operar en Marruecos en el futuro”, añadió el máximo representante del sector en la Comunitat.

 

 L. N./ VALENCIA

 “Salvaguardar la vocación histórica, turística y cultural de Marrakech”. Esta es una de las máximas que refleja el Gobierno alauí en su proyecto urbanístico de la nueva ciudad de Tamansourt.

Sin embargo, estos principios no están reñidos con el desarrollo urbanístico que precisa un país en el que, según los datos del Ejecutivo marroquí, “el 9% de la población de Marrakech –unas 15.000 familias– vive en zonas insalubres”.

El plan que desarolla el Gobierno de Marruecos aspira a producir 50.000 nuevas viviendas “con el fin de contribuir a la absorción del déficit de hábitat y responder a las necesidades futuras”.

Los primeros encuentros celebrados con empresarios valencianos tratan de atraer la inversión para el proyecto de Tamansourt, aunque, al parecer, este no será el único.

Primer inversor
La primera empresa española en traspasar la frontera marroquí ha sido Fadesa. La compañía gallega desarrolla un complejo turístico, Mediterrania Saïdia, que albergará más de 3.000 viviendas y seis hoteles. Además, ha sido recientemente adjudicataria de otro proyecto, Tánger City Center, que realizará junto a Anjoca.

Esta misma semana, la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, y su homólogo marroquí, Ahmed Aoufiq Hejira, han suscrito un convenio para potenciar la cooperación inmobiliaria entre instituciones y empresas de ambos países.

Entre otras cuestiones, la colaboración entre ambos países se centrará en compartir experiencias en materia de construcción, uso industrial del hábitat y rehabilitación de edificios.



2-C. VALENCIANA

 

PROYECTO URBANÍSTICO

Promotores valencianos ultiman con Marruecos

 2-Articulo de la  Prensa Marroqui  ( Maroc Digital 20/11/2006/

La ministra española de Vivienda, Maria Antonia Trujillo, inauguró el miércoles el XI Salón Inmobiliario de la Construcción de Casablanca, con su homólogo marroquí, Ahmed Taufiq Hejra, y el Primer Ministro de Marruecos, Driss Jettou. El evento se prolongará hasta el 26 de noviembre, y en él participarán más de treinta empresas españolas.

Entre los sectores en franco en crecimiento en Marruecos hoy en día, se encuentra la construcción y la promoción inmobiliaria, ligada en muchas ocasiones al desarrollo turístico. El plan Azur 2010 contempla el desarrollo de siete estaciones turísticas en distintas zonas de las costas marroquíes, y las necesidades de alojamiento y plazas hoteleras que el mismo implica, ya que prevé la llegada de diez millones de turistas a Marruecos para el año 2010, constituyen un atractivo importante para las empresas inmobiliarias que quieren invertir en Marruecos, y en primer lugar están las españolas.

El mercado inmobiliario español viene sufriendo de un importante grado de saturación, y el ejemplo bien visible es el desarrollo desaforado de buena parte de la costa española, en aras de un desarrollo turístico basado en el hormigón y la recogida de pingües beneficios, amparados en buen número de ocasiones por extendidas prácticas de corrupción en ámbito municipal (el ejemplo de Marbella y otras localidades es elocuente a este respecto).

Las empresas constructoras e inmobiliarias españolas han visto un verdadero filón en su expansión en Marruecos. De la mano de Fadesa, que ha apostado por Marruecos con la estacíon de Saidia, la nueva de Kabila o la rehabilitación de la zona del puerto de Tánger (Tánger city-center), muchas otras empresas encuentran buenas oportunidades para invertir en un mercado todavía casi virgen. Empresas como Renta-Corporación, Urbas o muchas otras. Y no solamente se trata de hacerse presente en mercados ya consolidados, como el de Marrakech, sino en otros con perspectivas de desarrollo ilimitadas, como sucede particularmente en el norte de Marruecos.

En un estudio sobre el sector inmobiliario elaborado por la oficina comercial de la embajada española en Rabat, se señala que «El sector de la promoción inmobiliaria en Marruecos se articula en torno a tres ejes: el turismo, la promoción de alojamiento social y la vivienda libre, centrada en la construcción de nuevas ciudades en la periferia de las principales metrópolis» Marruecos estima un déficit de alrededor de un millón de casas, expone el informe.

La experiencia de Fadesa ha servido a otros grupos que comparten algún proyecto con ellos, como Anjoca. Mientras, unas firmas estudian opciones, como Medgroup, y otras ya se han instalado, como Urbas. El grupo acaba de crear una empresa de derecho marroquí, bajo la denominación de "Urbatra", con un capital de un millón de euros. Esta empresa se encargará de "garantizar el control y el seguimiento de los proyectos de la empresa madre en el reino marroquí", según fuentes de la empresa. Su proyecto más importante de la empresa reside en la construcción de 1.600 viviendas sociales en Tánger. El segundo proyecto se refiere a la construcción de 250 viviendas de alta calidad, tiendas comerciales y oficinas en el centro de la misma ciudad. Su apuesta por Marruecos no se queda aquí: la compañía quiere desarrollar un proyecto turístico con hoteles y un campo de golf. Y participará en un proyecto residencial junto al aeropuerto de Tánger junto con una sociedad dependiente del Ministerio de Vivienda del reino alauí. También tiene prevista la adquisición de un hotel en Agadir.

En el sector de VPO marroquí se encuentra instalada Mixta África, compañía creada por la Fundación Renta Corporación. Su primera actuación consiste en la construcción de 524 viviendas económicas en la ciudad de Tánger. Además, lleva a cabo un segundo desarrollo en Tetuán, donde se encuentra promoviendo un complejo residencial con un total de 4.200 viviendas, completadas con diversos equipamientos tales como colegio y dispensario. La inversión de ambos proyectos se sitúa en torno a los 80 millones de euros. Los desarrollos de esta compañía, según explican fuentes de Mixta África, responden al plan del gobierno marroquí para aportar al mercado 200.000 viviendas en cinco años. La compañía ha firmado un convenio con el que prevé construir más de 2.500 viviendas en el próximo lustro.

El interés en vivienda pública también ha alcanzado a los empresarios valencianos, interesados en las ventajas de negocio que se les presentan y la desaceleración que, según prevén, sufrirá el sector en España 'en dos o tres años'.El presidente de la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (FEVEC), Juan Eloy Durá, que presidió recientemente una visita de empresas valencianas a Marruecos, manifestó que destacó que Marruecos está 'dentro de un plan expansivo', comparándolo con la fase que se vivió en España en las décadas de los 70 y 80. Los empresarios visitaron la zona Gran Casablanca que incluye esa ciudad y otras cuatro cercanas, en las que se construirán casi 20.000 viviendas. Las autoridades marroquíes ven prioritaria la construcción de VPO, que supondrán entre un 80 y un 85 por ciento de las que se construyan y cuentan con apoyo a fondo perdido de hasta un 20 por ciento, con la ventaja además de que el suelo 'es gratis'.

Y es que el gobierno de Marruecos quiere acabar con el censo de chabolas existentes y, para ello, está impulsando diferentes reformas, como la puesta a disposición de promotores inmobiliarios involucrados en construcción de viviendas sociales de terrenos del Estado a precios preferenciales, según el informe del Icex. Consciente de la necesidad de abrir su mercado a los promotores españoles, Marruecos ha firmado otras alianzas con España, entre ellas destaca un acuerdo entre la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) y ULPIM (Unión de Promotores Inmobiliarios de Marruecos), firmado para fomentar el intercambio de experiencias en el sector.

También otras enseñas relacionadas con la promoción inmobiliaria están haciéndose un hueco. La cadena de franquicias Alfa Inmobiliaria ha concedido una masterfranquicia en Marruecos a través de un acuerdo de colaboración con la sociedad Inmo Hispano Árabe. La cadena prevé inaugurar un mínimo de 5 nuevos establecimientos franquiciados por año hasta alcanzar los 25 en el 2010. Según Rafael Ordozgoiti, director de Alfa Internacional, “se trata de un mercado en auge tanto para inversores como para personas que buscan una segunda vivienda vacacional, debido a la excelente relación calidad-precio de esta zona”.

Pero el desarrollo del sector en Marruecos continúa teniendo que hacer frente a ciertas restricciones que derivan, según analiza el informe de la Ofcomes de Rabat, «del elevado precio del suelo, de la débil implicación de la banca en la financiación del sector y de la lentitud de los procedimientos administrativos». A pesar de esto, cuatro ciudades están atrayendo la inversión, según el mismo estudio: «Rabat es un polo de atracción en construcción de oficinas aunque experimenta los efectos de una especulación creciente. Tánger, que conoce un desarrollo sin precedentes, donde destaca el Tánger City Center, que desarrolla Fadesa. Marraquech, donde el proyecto de mayor envergadura es el que supone la construcción de la ciudad de Tamansourt. Y, Casablanca, la capital económica del Reino, donde se ha duplicado el precio del suelo en los últimos tres años».

Las empresas españolas parecen pues poner un pie firme en el desarrollo económico de Marruecos y en uno de sus pilares fundamentales: la construcción y el desarrollo inmobiliario y turístico. El tirón del sector puede ser fundamental para un crecimiento sostenido de la economía marroquí. El mismo ejemplo de España, para bien o para mal, demuestra lo fundamental que puede ser la inversión inmobiliaria en el desarrollo económico de un país y en su crecimiento.

Como en España, dicho desarrollo también tiene una vertiente ecológica y proteccionista, y ya se han levantado voces que ponen en duda la conveniencia de su rapidez y que se preguntan si la costa marroquí, especialmente la del norte, está destinada a convertirse en una segunda Costa del Sol, con todo lo que significa de desarrollo inmobiliario anárquico y poco o nada respetuoso con el medio ambiente. Recientemente, se hizo público que el mítico bosque diplomático de Tánger iba a desaparecer, presuntamente bajo los planos de un complejo turístico, promovido además por una empresa española.

Quizá es pronto para calibrar dichas reacciones y efectos. Desde el gobierno marroquí la voluntad es firme para llevar adelante sus planes. El ejemplo español también puede ser bueno para dos cosas: imitar un modelo de desarrollo turístico que ingresa una enorme cantidad de divisas, pero sin caer en los errores del desarrollismo mal dirigido, con las rémoras de corrupción y pelotazos urbanísticos que han tenido lugar en España. Veremos.

 

 

2- Ventajas para los inversores en el sector de viviendas y urbanismo          

 

 El sector de viviendas  y urbanismo abre buenas  perspectivas a medio y largo plazo en  Marruecos.

El Rey dio prioridad a la lucha contra el hábitat insalubre  acelerando el programa de construcción de alojamiento social  y  concediendo, en particular, ventajas a los inversores en este sector.

 En primer lugar, se pone un número de terrenos con una superficie total de más 6.000 Ha. a disposición para la construcción de viviendas sociales a un precio simbólico bien debajo del precio de mercado. El Ministerio de Alojamiento y Urbanismo lanzará una campana hacia los promotores. Para que estos últimos y los compradores de viviendas sociales se beneficien de las ventajas concedidas por el Estado.

 El promotor debe hacer autorizar su programa por el Comité de Autorización, compuesto del Ministerio de Economía, Finanzas y Hábitat y organismo de crédito autorizado.

 Los promotores constructores que pueden garantizar la construcción de mínimo 2.500 alojamientos en un plazo de  5 años pueden concluir un convenio modelo con el Estado en el cual se exoneran  todos los impuesto  si las condiciones siguientes se cumplen:

-la superficie de cada alojamiento es inferior o igual a 100 m²,

-el valor total de cada alojamiento es inferior o igual a 200.000 MAD

-el salario mensual de los compradores es inferior o igual a 3.600 MAD.

La Federación de los Bienes inmuebles pidió que el límite máximo de 2.500 alojamientos para poder firmar un convenio modelo se reduzca a 1.000 para las grandes ciudades y a 500 para las pequeñas ciudades con el fin de interesar promotores inmobiliarios de tamaño menor con la clave, el aumento de la oferta.

 

 

Exénoraciones fiscales a favor de los proyectos de viviendas sociales

Ley de finanza N°26-66 . ARTICULO 19

I -se exonera a los promotores inmobiliarios, personas jurídicas o personas físicas dependiendo del régimen del resultado neto real, para el conjunto sus actos, actividades y rentas correspondientes a la realización de viviendas sociales tales como se define en el 13° del artículo 8 de la ley n° 30-85 relativos al impuesto sobre el valor añadido:

-          -derechos de registro y sellos;

-          derechos de inscripción sobre los libros de propiedad de la tierra;

-          del impuesto de los permisos;

-          del impuesto sobre el valor anadido ( IVA )

-          del impuesto de sociedades;

-          del impuesto general sobre la renta;

-          de la participación en la solidaridad nacional en terrenos no construidos;

-           del impuesto urbano; y todos impuestos,  cánones y contribuciones percibidos en favor de las colectividades locales y sus agrupaciones.

Se benefician de estas exenciones los promotores inmobiliarios que realizan sus operaciones en el marco de un convenio celebrado con el Estado  con el fin de realizar un programa de construcción de 2.500 viviendas sociales, extendido sobre un período máximo de cinco años que corren a partir de la fecha de expedición de la autorización de construir.

 

El programa puede implicar varios proyectos de construcción distribuidos in situ uno o más en una o más ciudades. La exención de los derechos de registro y sello se adquiere a reserva de las condiciones previstas en el apartado IV-A-3 del artículo 96 del código del registro. Para mencionanse en beneficio de las exenciones previstas en el primer párrafo anteriormente.

 Los promotores inmobiliarios deben llevar una contabilidad separada para cada programa y adjuntar a la declaración prevista en los artículos 27 y 28 de la ley n° 24-86 que instituye el impuesto de sociedades y en los artículos 100 y 102 de la ley n° 17-89 relativos al impuesto general sobre la renta:

 

        * un ejemplar del convenio y el pliego de condiciones por lo que se refiere al primer año;

  * una relacion con el número de alojamientos realizados en el marco de cada programa así como el importe del volumen de negocios correspondiente.

A falta de realización de la totalidad o parte de dicho programa en las condiciones definidas por el convenio antes citado, los impuestos, impuestos y derechos exigibles se ponen en recaudación sin perjuicio de las multas, penalidades y aumentos correspondientes.

 No obstante lo dispuesto en las disposiciones relativas al plazo de prescripción consustancial cada impuesto, impuesto o derecho, la administración puede emitir el impuesto durante los cuatro años que siguen el año de realización del programa objeto del convenio celebrado con el Estado.

 

II - las disposiciones del presente artículo son aplicable a las operaciones de construcción de  viviendas sociales realizadas a partir de 1 de julio de 1999.

 

 III-A - se exoneran de los impuestos y siguientes  canones o tasas, los promotores inmobiliarios que realizan durante un período máximo de 3 años, corriente a partir de la fecha de autorización de construir operaciones de construcción de ciudades, residencias o campus universitarios, cuya capacidad de alojamiento es igual o superior a 1000 camas, y esto en el marco de un convenio celebrado con el Estado, combinado con un pliego de condiciones: los cuotas de registro;

 

Los promotores inmobiliarios mencionados  anteriormente se beneficien  también de una reducción de 50 %de el impuesto general sobre la renta o del impuesto de sociedades, a  títulos de las rentas procedente del alquiler de las construcciones realizadas en el marco de las disposiciones del presente apartado de conformidad con su destino, y esto para un período de cinco años a partir de la fecha de obtención del permiso de vivir.

B - las disposiciones del apartado A aquí arriba son aplicable, en las condiciones previstas en el I del presente artículo, en las operaciones de construcción de las ciudades, residencias y campus universitarios realizadas a partir de 1 de enero de 2001

 

Ayudas y subvenciones del Estado Marroqui 

las medidas se refieren a inversiones de una determinada envergadura y tienen por objectivos:

-          la libertad de transferencia de los beneficios y capitales para las personas que  realizan inversiones en divisas

-           - la constitución de una reserva de fondos destinada a la realización de proyectos de inversión y a la definición de la participación del Estado en la adquisición y en el equipamiento de los terrenos necesarios para la inversión

-           - la orientación y la asistencia de los inversores en la realización de sus proyectos

-          - la simplificación y la reducción del procedimiento administrativo relativo a las inversiones.

 Normativa de los intercambios  Las personas físicas o jurídicas de nacionalidad extranjera, residentes o no, que realizan en Marruecos inversiones financiadas en divisas, se benefician de un régimen de convertibilidad garantizándoles la entera libertad para:

-          la transferencia de los beneficios netos de impuestos sin limitación de importe ni de duración

-           - la transferencia del producto de cesión o liquidación total o parcial de la inversión, incluidas las plusvalías. Además el Estado asume algunos gastos Las empresas cuyo programa de inversión es muy importante debido a su importe, del número de empleos estables que deben crearse, de la región en la cual se deben realizar , de la tecnología cuya transferencia garantizará o de su contribución a la protección del medio ambiente,

Se puede celebrar con el Estado contratos particulares que les conceden, además de las ventajas previstas en la presente ley marco y en los textos tomados para su aplicación, una exención parcial de los siguientes gastos:

-          gastos de adquisición del terreno necesario para la realización de la inversión

-           - gastos de infraestructura externa

-           - gastos de formación profesional.

Zonas Industriales  En las provincias o prefecturas cuyo nivel de desarrollo económico justifica una ayuda particular del Estado, éste asume una parte del coste de adaptación de las zonas industriales que se establecerán allí. Cada zona industrial, cuya importancia de  superficie lo justifica, está dotada con un comité de gestión compuesto de los usuarios de la zona y el promotor, persona pública o privada, y encargado de velar por la gestión y al mantenimiento del conjunto de la zona, a la vigilancia y al mantenimiento de la seguridad dentro de la zona así como a la buena aplicación de las cláusulas del pliego de condiciones que vinculan el promotor de la zona y los usuarios.

Reducción de los procedimientos administrativos  Se procede a la reducción y a la simplificación de los procedimientos administrativos vinculados a la realización de las inversiones

 

 

3-CREDITO  INMOBILIARIO

 

  Condiciones de concesión de creditos

Los bancos marroquíes tienen recientemente la posibilidad de conceder a las personas extranjeras « no residentes », créditos en dirhams destinados  a la financiación de la adquisición o la construcción de bienes immmeubles en Marruecos · el beneficiario   « no residente » debe efectuar una contribución en divisas mínimas del 30% del precio del bien inmueble que debe adquirirse o construir. Esta contribución puede producircé o por cesión de divisas, o por producción de cuenta extranjera en dirhams convertibles del interesado.

 El banco que concede el crédito, debe exigir a la altura del importe del crédito que debe concederse, o una hipoteca de primer fila sobre el bien inmueble, o una garantía  de un banco extranjero. El reembolso del crédito debe éffectuarcé  por cesión de divisas o por producción de una cuenta extranjera en dirhams convertibles abierta en nombre del interesado.

 En caso de reventa: Modalidad de transferencia del producto de cesión del bien inmueble Los bancos intermedios consejo tienen delegación para transferir, previa presentación de una copia de la escritura de venta y las partes justificando el Reglamento de los impuestos e impuestos debidos con cargo a la transacción, el producto de cesión del bien inmueble a altura: de la contribución inicial en divisas, de los reembolsos en principal efectuados por cesión de divisas o por débito de la cuenta extranjera en dirhams convertibles abierta en nombre del interesado de la posible plusvalía realizada en la cesión del bien inmueble por supuesto, la transferencia del producto neto de la venta puede efectuarse previo reembolso íntegro del estado de acuerdo.

 

TIPOS DE INTERES DEL CREDITO INMOBILIARIO

A pesar del camino que queda por recorrer, los bancos cruzaron un gran paso en los tipos de interés relativos a los créditos inmobiliarios. De 14% en 1995, los porcentajes varían hoy en los alrededores de un 7% en función de la duración del préstamo contraído con porcentajes  fijados por Bank AL Maghrib en 5,5% cuando la duración es inferior a siete años, y al 6,57% cuando supera esta duración. Además, se prolongó la duracion del crédito  a 25 años y hay poco, bancos, como el CIH, Attijariwafa bank y el grupo Bancos populares ha prolongado este tiempo  a 40 años. Esto explica, por otra parte, porqué créditos pendientes inmobiliarios han pasado de 22,8 mil millones de dirhams en 1997 a 56,7 mil millones de dirhams en 2006. A pesar de estas cifras, hay que reconocer que la implicación del sistema bancario en la financiación del hábitat permanece debajo de  las aspiraciones. . Sin embargo los créditos inmobiliarios conocieron índices de crecimiento importantes durante estos últimos años. Dominaron los del total de los créditos concedidos por los bancos. Una evolución que debe ponerse en relación con la política de estímulo del sector inmobiliario, aunque la parte de los créditos inmobiliarios en el total de los créditos bancarios se juzgue aún escasa (18,55%). Las estadísticas disponibles indican que los créditos globales pendientes inmobiliarios concedidos por los bancos marroquíes se calculó en finales de diciembre de 2005 en un poco más de 51 mil millones de dirhams. Desde hace alrededor de cuatro años, los bienes inmuebles en Marruecos registraron "un crecimiento espectacular" y los precios en la mayoría de las grandes ciudades no dejaron de aumentar mientras que los bancos se arrancan a una clientela creciente por medio de tipo de interés en caída libre. En Casablanca, barómetro de la actividad inmobiliaria del Reino, el precio del metro cuadrado sube poco a poco y nada que en cuanto a inversión, un centenar de expedientes están en curso de instrucción en el centro. En la capital económica y sus alrededores, los bienes inmuebles acapararon 2,25 mil millones de dirhams sobre aproximadamente tres mil millones de inversión en proyectos al final del primer semestre de 2005. según el departamento encargado del Hábitat y el Urbanismo, alrededor de tres cuartos de las inversiones se refieren al sector de los bienes inmuebles. Ciudad imperial que se ha convertido en estos últimos años el destino preferido del chorro-grupo extranjero, Marrakech conoce, por su parte, una explosión económica debida en gran parte a los bienes inmuebles, lo que se asemeja mucho a la Española Marbella a principios de los años noventa . Los surliquidités de los bancos, las facilidades concedidas a los promotores y a los particulares, las transferencias del Marroquí residiendo en el extranjero (MRE) y el programa nacional para la construcción de 100.000 viviendas sociales son tantos factores que contribuyen a este auge inmobiliario. Por otra parte, el lanzamiento, en el marco de la nueva estrategia, de programas de envergadura, la aceleración de los trabajos de infraestructuras y adaptación de las zonas turísticas y la aplicación del programa del hábitat social y el programa "Ciudades sin barrios de chabolas" permitieron en sector del edificio y las obras públicas registrar un crecimiento un 5,9% de su valor añadido contra un 3,5% en 2004. El año 2005 conoció la producción de más de 113.000 unidades de hábitat social en forma de lotes equipados y alojamientos terminados, además de la terminación de acciones de reestructuración en favor de 31.500 hogares.

 La generalización del crédito alojamiento a todos los bancos permitió, entre otras cosas, la reducción de los tipos de interés y la prolongación de la duración de los créditos. En paralelo, la reducción del coste  de los alojamientos económicos se debe a la conjugación de las exenciones fiscales concedidas por el Estado y al esfuerzo de productividad de los operadores. En efecto, los créditos inmobiliarios progresaron un 24,7% después un 14,2% en 2004 y representaron de 20,4% del total de los créditos distribuidos en vez de un 18,6% en 2004. Este dinamismo se favoreció en buena parte gracias a las medidas de estímulo a la adquisición de alojamiento y en condiciones de financiación atractivas: los tipos de crédito al hábitat retrocedieron durante los dos últimos años, a causa de la reducción de los rendimientos en el mercado obligacionista y de los márgenes bancarios estrechados por la competencia

 

 

PIDEN NUESTRAS OFERTAS INMOBILIARIAS : terrenos,inmuebles,naves,oficinas,villas,apartamentos etc....

CASABLANCA
MARRAKECH
TANGER
TETOUAN
LARACHE
AGADIR
FES
MEKNES
KENITRA

quieren comprar ? alquilar ? vender o construir ? Elija su cuidade y le enviaremos las ofertas